CASO ODEBRECHT: Directivo es señalado por los pagos en Andorra

Artículos

 

El diario elpais.com publicó en su sección sobre el Caso Odebrecht un amplio informe sobre la vinculación de un importante directivo de la firma brasileña en los pagos realizados en la banca del principado de Andorra.

Los informes confidenciales de la Policía de Andorra sobre Brasil y los sobornos pagados por Odebrecht en un banco de ese Principado sitúan en la cúspide a Olivio Rodrigues Junior. Este personaje está considerado por los agentes “clave” en la trama corrupta de la constructora brasileña. Hombre de la máxima confianza de Marcelo Odebrecht, el presidente de la compañía que permanece en prisión, Rodrigues fue para los investigadores “el responsable de los pagos de sobornos a políticos, directivos de empresas y corporaciones públicas, a través de una red de cuentas bancarias secretas abiertas en paraísos fiscales”.

Rodrigues fue accionista del Meinl Bank Antigua, un banco empleado para los pagos inconfesables, y representante de la cuenta de Klienfeld Services Limited, sociedad constituida por la Banca Privada d’Andorra (BPA) y dedicada al pago de sumas millonarias a políticos y funcionarios. Parapetado por un testaferro, Rodrigues también representaba a Aeon Group, la otra sociedad con cuentas en la BPA desde la que se abonaron pagos secretos.

La BPA fue intervenida en marzo 2015 por las autoridades del Principado después de que EE. UU. denunciara que se empleó para blanquear dinero de grupos criminales. El secreto bancario en Andorra fue suprimido el año pasado tras diversos escándalos y la presión internacional sobre este pequeño país.

Klienfeld Services Limited, constituida en el paraíso fiscal de Antigua Barbuda, y su representante Rodrigues recibieron transferencias por valor de 200 millones de dólares (172 millones de euros). Actualmente, su saldo bloqueado judicialmente asciende a 303.853 euros, según un informe policial enviado el pasado 11 de abril a la juez que indaga los tentáculos de Odebrecht en Andorra, Canòlic Mingorance.

En este documento se pone el foco sobre Timothy Scorah Lynn, representante de la sociedad panameña Aeon Group, cuyo beneficiario último es el propio Olivio Rodrigues, según los agentes.

Aeon fue otra de las sociedades panameñas creadas por la propia BPA y utilizada por Odebrecht para el pago de sus sobornos. La firma recibió fondos por valor de 66 millones de dólares (57 millones de euros) y, actualmente, tiene un saldo de 14.426 euros. Klienfeld y Aeon fueron las fuentes desde la que se surtía el maná de sobornos a una larga lista de funcionarios y políticos que favorecieron a la constructora en una docena de países de América.

En la BPA tuvo también cuentas personales Luiz Eduardo da Rocha Soares, otro destacado directivo de Odebrecht. La Policía le atribuye a él y a sus familiares Rosemary Giacomelli Soares y Erica Giacomelli Soares, 1,2 millones de dólares (un millón de euros) respectivamente, además de la misma cantidad en la empresa patrimonial Nonburg Overseas SA. Es decir, en total, cinco millones de dólares (4,3 millones de euros).

Casa de cambio en Uruguay

La Policía de Andorra investiga a la sociedad panameña Mountain Lake Assets Inc representada por los brasileños Apolo Santana Vieira y Oscar Enrique Algorta Rachetti, vinculados a la casa de cambios uruguaya Eurodracma Casa Cambiaria SA. Los agentes afirman que esta firma fue utilizada por la BPA como puente para recibir fondos. Santana fue detenido en Brasil en el transcurso de la investigación de Odebrecht. El informe destaca que Algorta, abogado en Montevideo y corredor de bolsa, está también investigado por presuntos sobornos a políticos y empresarios por parte de Petrobas a través de sociedades instrumentales y cuentas en el extranjero. Citan, asimismo, como un tercer beneficiario a Ricardo Fontana, que siempre según la Policía, puede tratarse de Ricardo José Fontana Allende.

Cuatro empresas, algunas holandesas, han llamado la atención de los investigadores. Converge Capital Partners B.V., cuya cuenta en la BPA recibió fondos transferidos a Klienfeld, la sociedad que pagaba los sobornos. Converge está vinculada a otras tres mercantiles, todas con cuentas en el banco andorrano. Se trata de Nailand Financiering B.V, Lion´s Soul Corporation y Vansley International Inc. Las cuatro tienen como beneficiarios a varios asesores fiscales uruguayos a los que la Policía cita por sus nombres en sus informes. Y añade que “las fuentes abiertas de información señalan que Marcelo Odebrecht, presidente de la compañía y actualmente en prisión, intentó contactar con uno de ellos a través de los servicios del despacho panameño Mossack Fonseca”.

Otra de las novedades que aporta el informe policial sobre Brasil, es el supuesto pago de una subcontrata en B en las obras del metro en Argentina (en realidad se trata del soterramiento del ferrocarril de Sarmiento) ejecutada por Odebrecht y un consorcio constructor, entre las que figuran DSC, GHELA y COMSA. Esta última firma española reconoce que existe una investigación judicial sobre esta infraestructura y que colabora con la Justicia argentina. Añade que nunca tuvo constancia de pagos irregulares. COMSA abandonó el proyecto, según una portavoz de la compañía.

El gestor de la BPA en Uruguay Andrés Norberto Sanguinetti, alias Betingo, solicitó ejecutar una operación triangular en la que participaron la sociedad Lion´s Soul Corporation y Carday, “para pagar una subcontrata en B”, según la Policía de Andorra. Carday es la sociedad que manejaron los dueños de la casa de cambio uruguaya Europa SA, que también está siendo investigada, y recibió traspasos de Odebrecht en la BPA por 18 millones de dólares (15,7 millones de euros).

La compra de la petroquímica Quattor-Unipar por Odebrecht, en 2010, mediante una supuesta mecánica fraudulenta centra otra de las investigaciones que se siguen en Andorra. La constructora brasileña creó la fundación Lodore y autorizó el pago oculto al resto de los socios de Braskem de 100 millones de dólares (85 millones de euros) de los 150 acordados a favor del principal accionista de Quattor. La firma panameña Lodore estuvo representada por la que fue directora de BPA Serveis Cristina Lozano. La transacción convirtió a la filial de Odebrecht Braskem en la primera petroquímica de Latinoamérica.

vía el pais.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *