Macri “agradece” alianza entre el kirchnerismo y el sindicalismo más rancio

Artículos

 

Mientras que Mauricio Macri se perfila como el candidato del oficialismo para la reelección el próximo año, la oposición sigue perdida y el peronismo no sabe qué hacer con Cristina Kirchner. El dilema es dejar afuera a la opositora más votada o construir junto a la mujer que, al día de hoy, no podría ganarle una segunda vuelta a nadie por el repudio mayoritario hacia el kirchnerismo.

Pero mientras se acerca el 2019 también los espacios comienzan a definir agenda y posiciones. Por el oficialismo ya se rumora que la nación, la ciudad de Buenos Aires y la Provincia, tres de los distritos más importantes, repetirán candidaturas. Es decir, Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

Mientras que el peronismo sigue buscando una cara que agluitine y que le pueda hacer frente a Cambiemos, la expresidente Cristina Fernández de Kirchner y Hugo Moyano comienzan a acercar posiciones, no por amor, sino por miedo.

Ambos, acosados por varios frentes judiciales, y convencidos de que es por intención del Poder Ejecutivo, deciden juntar caminos para enfrentar a Macri y así, supuestamente, alejarse del posible destino tras las rejas.

Exaliados aliados

Cabe destacar que el moyanismo acompañó al kirchnerismo, pero luego rompieron el acuerdo y para cuando Kirchner dejó el poder en diciembre de 2015, Moyano y Cristina Fernández estaban en veredas opuestas, pero no por mucho tiempo.

Con el correr de los meses del Gobierno de Cambiemos y con las causas que ambos empezaron a sufrir en la justicia, las diferencias entre ambos pasaron a un segundo plano. El primer “encuentro” fue el explícito apoyo del kirchnerismo a la marcha convocada por Moyano el pasado 21 de febrero. El segundo encuentro será en un homenaje en conmemoración por el triunfo electoral de Héctor Cámpora en 1973, que permitió el regreso de Juan Domingo Perón hace 45 años. Allí se harán presentes dirigentes de ambos espacios en clara sintonía y necesidades.

Macri sigue agradecido

El panorama favorable de Cambiemos, ante una oposición dividida, se torna aún más auspicioso con la unión de los espacios más resistidos por la mayoría de la opinión pública. Estos acuerdos alejan aún más a Cristina Fernández de un peronismo con intenciones renovadoras y la ata a un aliado fuerte, pero resistido por el mismo segmento del electorado que la repudia, lo que tiene algún sentido desde el punto de vista estratégico.

De conformarse esta “alianza” es probable que en los próximos meses el oficialismo intente desviar su discusión con este espacio, ya que ante las pocas posibilidades de una victoria en primera ronda para nadie en 2019, Macri preferiría dirimir un balotaje con un espacio donde estén Kirchner y Moyano, que serían los candidatos ideales.

Las últimas declaraciones de la diputada de Cambiemos y líder de la Coalición Cívica, Elisa “Lilita” Carrió, ya parecen adelantar ese escenario: recientemente denominó a Moyano como el “criminal más criminal de la Argentina”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.